Translate

viernes, 2 de marzo de 2018

Trekking W Torres del Paine, Chile

TREKKING CIRCUITO W  TORRES DEL PAINE - CHILE 
Mi Próximo destino sería Puerto Natales, paso previo para conocer el Parque Nacional Torres del Paine, lugar donde llegaría con todas mis ganas de vivir momentos únicos.

Mochila al hombro, bolsa de dormir, mi carpa, cocina y comida para poder alimentarme en los dias de trekking y unas ganas inmensas de ver paisajes hermosos, algunos de los que en reiteradas oportunidades había visto en fotos.

Desde Puerto Natales tomaría la combi que me dejaría en la Sede Administrativa Conaf para que luego de registrarme emprender mi primer día de caminata a las 10:30 de la mañana.

Mi idea principal sería llegar a la zona de acampe del Paine Grande, pegado a la guarderia del lago Pehoe trás caminar 17,5 km, me demoraría 4 horas en llegar, una caminata muy larga pasando a mitad de camino por el Campamento Las Carretas.






Antes de llegar a mi destino y solo unos minutos antes se asomó casi de golpe la inmensidad del lago Pehoe con unas tonalidades de agua increibles realmente, asombrando a mis retinas y a mi cuerpo cansado por ese primer día de caminata.

Increible e indescriptible realmente..

Me instalaría en el camping Pehoe, lugar donde pasaría la tarde compartiendo unos ricos mates con el guardaparque y contemplando la tranquilidad del lugar. Cabe recordar que fuí los primeros dias de septiembre y casi no había gente haciendo los senderos de trekking, mucho mejor aún para encontrar en contacto con la naturaleza a flor de piel.



Fué dura esa noche ya que hubo muchimo viento y la carpa se daba vuelta casi por completo, pero tuve la suerte que las varillas de la misma resistieron los fuertes vientos y mas allá de no poder dormir casi nada, la primer noche pasaría, para despertarme bien temprano y tomarme unos mates calentitos al día siguiente.







Mi segundo día comenzaría con la caminata hacía el mirador del lago Grey, con muchisimo viento en contra, cosa que complicaría las cosas, pero esta vez sin el peso de la mochila, asi que un poco mas tranquilo.

En esta caminata se puede apreciar el lago Grey para luego tener la vista del Glaciar, muy amplia de por cierto y lindo trayecto hacia dicho lugar.






La idea sería seguir rumbo sin perder mucho tiempo asi sería como seguiría viaje hacia el Campamento Italianoo en 2 horas de recorrido.

El Cansancio sería cada vez mayor, mi espalda sentiría cada vez mas el peso de la mochila y mis pies ampollados sentirian esa sensación de no poder más.



Pero cuando uno está ahí, las ganas y las fuerzas se inventan para no detener la marcha.

Camino al Italiano atravesaría el lago Skottberg donde me relajaría y juntaría fuerzas para seguir descubriendo mas paisajes maravillosos.

Armaría mi carpa dentro del refugio que hay en el campamento Italiano, lo cual sería muy positivo lo cual estaría mas reparado del viento y lluvia que caían sobre el lugar.

Unas galletitas, calentar agua para el mate y a disfrutar del bosque, de los pajaros que se acercaban para picotear algun resto de galletita que se caía sobre la tierra húmeda del lugar y nada más...cosas simples, cosas relajantes que uno no puede explicar a veces con palabras y solo hay que vivirlas para darse cuenta de esto... Genial !

Desde ahí comenzaría una caminata por todo el Valle del Frances un tanto rocoso al principio para luego sumergirme en el valle plenamente y disfrutar de los paisajes que nos brinda ese bello lugar. Caminata realmente muy hermosa que disfruté hasta que el tiempo acompañó ya que despues de un largo caminar una tormenta de lluvia y nieve cayó sobre el lugar imposibilitando llegar al Campamento Britanico.

Pasaría una noche super relajado despues de los infaltables mates en pleno contacto con la naturaleza, los cuales te hacen sentir muy felíz.



Mi tercer día en el parque asomaba y el despertador natural sería a las 6:30am y disfrutar el amanecer y emprender luego la larga caminata que tendría para llegar al Campamento Torres, lugar que me propuse llegar antes de que caiga la noche.

Desde el Campamento Italiano al refugio de Los cuernos caminaría 6km en un recorrido de 2 horas para que uan vez llegado a dicho lugar poder observar los Cuernos del Paine totalmente despejados y con una combinación divina de resplandores de rayos de sol..un par de fotos, relajar los musculos y continuar viaje esta vez caminando 14km hacía el campamento Chileno en unas 4 horas y pico de recorrido bastante duras ya que seguiría acumulandose el cansancio con el correr de los dias.





Llegando al Campamento Chileno, en su último tramo había que caminar uan pendiente muy pronunciada la cual me costaría mucho y lo que provocaría tener pocas horas de luz a mi favor.

Mientras seguía la caminata observaba lugares posibles reparados del viento para poder acampar en el caso de que caiga la noche...

Pero por suerte y alrededor de las 18:15 hs casi cayendo el día se asomaba el Campamento Torres plenamente nevado y con una paz admirable, lo cual me tranquilizaría un poco ya que creía que no iba a poder llegar hasta ahí antes de la noche.





A descansar las piernas, a cambiar un poco de ropa traspirada y principalmente a descansar un poco los pies con un cansancio infernal.

Creo que no existe cosa mas linda que sentir la sensación de haber llegado a destino y que más allá de sufrir un poco por el cansancio, uno siente alegría y admiración por haber llegado y por seguir cumpliendo sueños..

Mateando con otro viajero y charlando un poco se pasaría la tarde - noche por aquel lugar de la mejor manera.

Mi carpa la instalaría nuevamente dentro del refugio que hay sobre ese lugar, cabe aclarar, que en temporada no se puede hacer y que este refugio no es completamente cerrado si no mas que nada un lugar de reparo de vientos, lluvias y para poder cocinar tambien..



Mi cuarto día comenzaría bien tempranito cosa de poder disfrutar del mirador de las Torres con las primeras luces del día.

Esta ves los mates los quería disfrutar en aquel paisaje imponenete, entonces calenté el agua, preparé la yerba y emprendí la subida de unos 45 minutos aproximados.

Juro que mi cuerpo sentía muchisimo cansancio no solo por las caminatas largas si no tambien por el tema del peso que tenía que trasportar de lugar en lugar.

... Y llegué... no puedo explicar la sensación de ver las Torres en pleno amanecer y totalmente despejadas, así que me senté y por un rato largo admiraría desde mi silencio ese paisaje que me dejaba sin palabras.









Para los que alguna vez disfrutaron un rico mate, ni les cuento lo que fué disfrutarlos contemplando esa hermosura de lugar, donde uno aprender a valorar muchisimo mas las cosas, nuestra naturaleza, el entorno que nos rodea, donde uno aprende a disfrutar nada mas que del silencio, del cielo y de la brisa de un lugar, de la soledad y de la vida misma...







El dolor pasa, el cansancio se olvida y la felicidad de estar pasan a primer plano sin lugar a dudas.

El estar escribiendo este relato me da muchismo placer ya que mi deseo es que puedan vivir esta experiencia algún día de sus vidas, no duden un isntante si pueden realizarlo.



Mi último tramo sería emprender regreso desde Las Torres hasta la guardería de Laguna Amarga en un recorrido de 18 km y unas 5 horas aproximadas recordando a cada instante cada rincón visitado, cada suspiro, cada mate, cada noche y cada mañana ...



Soy felíz por haber cumplido el sueño de vivir 90 km de lo mas intensos y hermosos de mi vida... Lo único que me queda por decir ... AHORA TE TOCA A VOS....

[ VIAJE REALIZADO EN INVIERNO A FINALES DE AGOSTO]

2 comentarios:

  1. Increible reccorido, hermoso amanecer en las Torres, que puedo decir mas?....solo espero descubrir este lugar un dia tambien...

    ResponderEliminar
  2. Increible recorrido! Hacerlo en invierno le dió un toque especial.Recorriendo el parque con muy poca gente.
    Gracias Ramona por seguir los distintos posteos del blog y acompañarme en este hermoso proyecto!

    ResponderEliminar

Dejame aquí tus comentarios